Historia Misión y visión

HISTORIA


FÜNDEC tiene su origen en múltiples trayectorias e historias de compromiso con la transformación social y la dignidad de las que, por resumir, destacamos las siguientes:


Nacimos del abrazo y de miradas que se complementan entre sanitarios inconformes y activistas con conciencia dispuestos ambos a a caminar conscientes de que el suelo que pisamos no es firme.


Por una parte, FÜNDEC tiene en su ADN el legado vivo, el buen nombre y el camino que sigue recorriendo la Asociación para las Prácticas Innovadoras en Polimedicación y Salud (Polimedicado), la cual se autodefine como


“Un encuentro, una mirada, una realidad líquida y maleable que se modifica, se adapta, aparece y desaparece en una consulta médica en Bilbao, en el escritorio de una casa en Huelva, en un auditorio en Menorca o simultáneamente en las pantallas de decenas de ordenadores en varias ciudades del mapa que ustedes elijan, siempre a la búsqueda de innovar y mejorar la salud y la seguridad de los pacientes y de la comunidad”.


En la trayectoria de Polimedicado, FÜNDEC aparece como concreción y respuesta a una sensación, la de haberle dado suficientes vueltas, desde la investigación y la formación, a las variables que influyen en la polimedicación y la seguridad del paciente, y estar ante la necesidad cada vez más patente en la sociedad de intervenir desde crear sinergias entre lo clínico, lo social y lo comunitario.


Esta relación entre Polimedicado y FÜNDEC queda, de hecho, explicitada en el primer artículo de la Resolución de 11 de noviembre de 2021, de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, por la que se inscribe en el Registro de Fundaciones la Fundación para la Innovación, Investigación, Formación y el Desarrollo Comunitario como sigue:


Art. 1


La Fundación anteriormente citada fue constituida por la entidad «Asociación para las prácticas innovadoras en Polimedicación y Salud», don Antonio Villafaina Barroso, don Iván Jesús Cruz Tomé, doña Susana Pérez García y doña Virginia Isabel Dorta, según resulta de escritura otorgada ante el notario de Santa Cruz de Tenerife doña Beatriz Eugenia Cabello Mestres el 5 de marzo de 2021 con el número 551 de protocolo.



Por otra parte, las reflexiones de un grupo de profesionales de la Farmacia sobre los atributos que reúne esta para la salud comunitaria identificaron, también, grandes dificultades para su desarrollo, implantación y normalización. Ese diagnóstico llegó a la conclusión de que se necesitaba un actor relativamente externo a las farmacias con experiencia en el trabajo comunitario que ayudara a generar el marco teórico-conceptual y la caja de herramientas metodológicas que permitieran a la Farmacia responder a la necesidad que la sociedad viene articulando desde hace tiempo: 


Que la farmacia, por su accesibilidad, longitudinalidad y relativa autonomía, asumiera un rol más activo en la salud comunitaria.



MISIÓN


Desarrollamos investigación y divulgación científica para visibilizar las problemáticas estructurales que afectan a la salud.


Creamos herramientas conceptuales y metodológicas para facilitar la implantación del trabajo comunitario y la sensibilidad a los Determinantes Sociales de la Salud en el día a día de las Farmacias Comunitarias y otros espacios de asistencia clínica


Nuestros cursos son espacios de catalización de innovación a través del análisis y la reflexión críticas para cambiar actitudes, mejorar aptitudes y generar compromiso.


Diseñamos, implementamos y evaluamos proyectos e iniciativas innovadoras para intervenir sobre los Determinantes Sociales de la Salud (raza, género, discapacidad y dependencia, empleo y renta, vivienda, migración,...)


Acompañamos y asesoramos a comunidades (ciudades, barrios y pueblos) entidades, administraciones públicas y privadas en la identificación de sus activos, fortalezas y resistencias.


Porque la salud es un bien común que hay que cuidar, un derecho humano que hay que respetar, proteger, promover y garantizar. Pero también porque la innovación en salud depende sobre todo de crear espacios de comunicación, diálogo e intercambio de prácticas. Somos catalizadores, porque acercamos a las personas y las organizaciones de nuestro entorno para favorecer la innovación. Creemos en el gran potencial de la salud comunitaria para el bienestar, sobre todo cuando cada vez más actores y actrices son incluidas en los procesos.




VISIÓN 


La innovación no como un apego inseguro a la novedad ni necesariamente o la tecnología sanitaria más puntera. Innovar no es plantear propuestas complejas ni análisis jamás planteados. Para nosotras innovar tiene que ver con una actitud crítica ante la realidad. Atreverse a abrir caminos de dignidad entre las discriminaciones estructurales e intervenir clínica y socialmente desde sus intersecciones. Nuestro papel es acompañar y no ocupar el lugar de los y las necesarias protagonistas es innovador. Creemos que la innovación ocurre cuando se generan ambientes que cuestionen el estado de las cosas. Asumir nuestra responsabilidad, no como altruismo, sino condición necesaria para una sociedad basada en la dignidad.


La Comunitaria